jueves, 28 de febrero de 2013

poema de amor



Del cristalino arroyo
en la ribera anfibia,
majestuoso el lirio
sus colores lucia.

¡Ay amor, amor!
placer y dolor.

El agua transparente
su canción repetía,
monótona, indolente
escurridiza y fría.

¡Es el querer
mucho sufrir, poco placer!

¡Que verde estaba el prado!
¡Que vida pululaba!
Y el lirio tan morado
¡Como lo contemplaba!

Placer y amor.
Herida y dolor.

¡Que dulce era la abeja
cuando polinizaba!
¡Que amor tierno y sin queja
el lirio le entregaba!

Parece el amor hermoso,
pero... ¡Cuan es doloroso!

Que triste quedo el lirio
cuando de néctar sacia,
la abeja en su delirio
lo abandona en desgracia.

Efímero amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada